¿LAS EMOCIONES TAMBIÉN SE EDUCAN?

Educar las emociones es nada más y nada menos que conseguir que los niños  adquieran habilidades para resolver la dificultad de entender  y expresar sus propios sentimientos y los de los demás.

Un niño con un sano desarrollo emocional será un adulto seguro, feliz y mejor preparado para enfrentar los retos del día a día. Aumentará sus posibilidades de éxito en la pareja, los amigos, el grupo de trabajo, es decir,  en todas las relaciones sociales que tenga que establecer.

Las emociones se empiezan a educar en casa, a través de la imitación.

 

Os dejamos una serie de pautas a tener en cuenta en el día a día:

 

  • No quites importancia, ni juzgues las expresiones que el niño hace espontáneamente: “Veo que estas triste, contento, enfadado…” que sepa cómo se llama y cómo identificarlo y evitaras las somatizaciones que el cuerpo hace cuando reprime lo que uno siente.
  • Pregúntale y escúchale, entendiendo como se encuentra: “¿Cómo te sientes ahora?
  • No juzgues sus emociones (la tristeza es tan natural como la alegría).
  • Descríbele, poniéndole nombre, lo que siente: ”Como has sacado menos nota en el examen de mates de lo que esperabas, entiendo que estas enfadado y triste”
  • Enséñale a canalizarlas, y dile que No manteniéndolo.
  • Anímale a que experimente a practicar en situaciones nuevas.
  • Aprende con él, haz de cada nuevo aprendizaje un juego, permite que aprenda y lo haga solo.
  • Corrige su comportamiento cuando cometa fallos.
  • Felicítale por los logros.
  • Fíjale pequeñas metas y estimúlale para que lo intente conseguir.

 

¿Por qué educar las emociones?

 

  • Reconocerá sus emociones y por tanto las de los demás
  • Diferenciará entre lo que necesita y lo que desea
  • Aprenderá lo adecuado e inadecuado de sus acciones a través de las consecuencias que producen
  • Sabrá que lo que siente no le hace mejor o peor persona, sino lo que hace
  • Canalizará sus emociones y estas no serán las que dominen sus comportamientos
  • Integrará en su estructura cognitiva: la tolerancia, el respeto, la amistad, el compromiso, el perdón, la diferencia….

 

Es muy importante que aprenda a expresar sus emociones para conectar con ellas y con las de los demás. Así evitará convertirse en un analfabeto emocional y tener consecuencias tan negativas como:

 

  • Actitud agresiva/ansiosa
  • Depresión
  • Problemas con la alimentación/sueño
  • Bajo rendimiento escolar
  • Abuso de drogas y alcohol en la adolescencia…

 

En resumen, hay que facilitarles un ambiente con experiencias  y valoraciones positivas cómo en las pautas anteriores,  que le exija cada vez más y que acepte errores y fracasos sin desanimarse ni desanimarlo.

Author: admin

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This