CAMPAMENTOS DE VERANO

Llega el verano y también las prisas para encontrar actividades en las que los niños puedan divertirse y aprender. La estrella: los campamentos de verano.

Conocemos las ventajas de ir a un campamento de verano: autonomía, desarrollo de habilidades sociales, aprender de forma lúdica… Pero el tema se complica si los padres no están dispuestos a que el verano se convierta en la “ruptura del cordón umbilical” con los hijos.

No son seguros, no le van a atender bien o lo va a pasar fatal porque no está acostumbrado a dormir fuera. Son algunas de las razones que relatan estos padres cuando en el  fondo tiene más que ver con el miedo a “no estar”. Ese miedo que les impide ver y valorar las experiencias que aporta a un niño su campamento de verano.

Author: admin

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This