El Niño Feliz

 

  • Para que un niño sea feliz, tiene que sentirse seguro

 

  • Para que un niño se sienta seguro, tiene que tener límites.

 

  • Para que un niño tenga limites, hay que saber decirle que no y mantenerlo.

 

  • Para que entienda el  “no”, tienes que permitirle experiencias donde no siempre logre lo que desee y/o lograrlo suponga esfuerzo.

 

  • Aprenderá a manejar sus frustraciones y por tanto a canalizar su agresividad y ansiedad.

 

  • Para que un niño sea feliz, ha de sentirse querido.

 

  • Para que un niño se sienta querido tienes que contárselo y demostrárselo.

 

  • Dale besos y abrazos, dile que le quieres y lo especial que es para ti.

 

  • Para que un niño sea feliz, tienes que trabajar su autoestima.

 

  • Para que un niño tenga autoestima tiene que sentirse protegido, querido y valorado

 

  • Para que un niño se sienta valorado, tienes que atenderlo y escucharlo.

 

  • Para que se sienta atendido, tienes que pasar tiempo con él.

 

  • Para que un niño sea feliz, tienes que devolverle una imagen competente de sí mismo.

 

  • Para que se sienta competente, tienes que favorecer y premiar sus logros.

 

  • Para que un niño tenga logros, tienes que asignarle responsabilidades que pueda cumplir.

 

     En resumen: para que tu hijo sea un niño feliz debe sentirse protegido, querido y valorado.

 

Rocío Ramos-Paúl

 

Author: admin

Share This Post On

1 Comment

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This